Blog sobre Nutrición

Harina de Quinoa. Popularidad y versatilidad con gran valor nutricional

Creado en 15 Octubre 2018

La Quinoa es una planta andina originaria de Perú y Bolivia con gran popularidad en todo el mundo en los últimos años. Esta planta ya era cultivada por civilizaciones prehispánicas y consumida como base de su alimentación por su gran valor nutricional.

Hoy en día el consumo de la semilla de quinoa se ha extendido por todo el mundo gracias a la capacidad de esta planta a adaptarse a diferentes climas, resistencia a la sequía, gran capacidad de resistencia a las plagas y sus extraordinarias propiedades nutricionales.  En 2013 la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO) destacó su valor como alimento básico para contribuir a la erradicación del hambre y la desnutrición en algunas zonas del planeta.

La harina de quinoa procede de la molturación de grano completo dando como resultado una harina con alto contenido en fibra que genera sensación de saciedad.

Es muy apreciada por su contenido en proteínas de alto valor biológico ya que contiene todos los aminoácidos esenciales. Además, es un gran aliado de las dietas libres de gluten al estar exenta de este. 

Contiene carbohidratos de bajo índice glucémico, liberando energía a nuestro organismo de forma progresiva. 

Destaca por su contenido en minerales, especialmente en fósforo, magnesio, potasio, hierro y zinc. Para completar sus propiedades la semilla de quinoa es rica en vitamina B1, imprescindible tanto para el funcionamiento del sistema nervioso como para el normal funcionamiento del corazón. Estos minerales y vitaminas contribuyen en las funciones de nuestro organismo de diferentes formas:

 

Desde Harimsa os queremos ofrecer una forma fácil y sencilla de disfrutar de todas sus cualidades con la Harina de Quinoa Harimsa, ¡Lista para tomar!, procede de semillas de quinoa lavada libres de saponinas que son tratadas térmicamente, por lo que puede ser consumida directamente sin un proceso de cocción previo. 

Ahora podéis disfrutar de una Harina de Quinoa versátil con la que podéis enriquecer batidos, guisos, añadir a yogur, zumos, realizar bizcochos, galletas, barritas, crepes, y todo lo que puedas imaginar…

 

Ana González Pérez-Crespo
Diplomada en Nutrición y Dietética
Departamento I+D+i
sugerencias@harimsa.es
 

Harina de trigo blanca o integral.¿Conoces sus diferencias?

Creado en 11 Julio 2018

La harina de trigo se obtiene de la molturación del grano de trigo consiguiendo un polvo fino tradicionalmente utilizado en nuestra alimentación diaria.

La harina de trigo posee un nutriente esencial, el gluten, una proteína que le confiere sus características técnicas para la elaboración de gran variedad de alimentos. El gluten está formado por las gluteninas, encargadas de proporcionar fuerza durante el amasado, y las gliadinas, responsables de la elasticidad.

 

¿Cómo se elabora la harina de trigo en Harimsa?

En Harimsa ofrecemos a nuestros clientes una harina de trigo elaborada mediante un proceso claro y natural, un etiquetado limpio sin ningún tipo de aditivos ni sustancias blanqueantes.

Las principales etapas del proceso de elaboración de la harina son la limpieza, el acondicionamiento del cereal y la molturación.

El trigo llega directamente del campo y durante la primera fase de limpieza el trigo se separa de las impurezas que pueda llevar, eliminando los residuos de gran tamaño y de diferente densidad que el grano. Para este proceso se utilizan rejillas en la tolva de recepción, cernedores con diferentes tamaños de rejilla y maquinaria específica como deschinadora (separan por gravedad partículas con mayor densidad que el grano de trigo) y clasificadores ópticos (separan por color y forma las partículas diferentes del trigo)

Tras esta etapa se procede al acondicionamiento del trigo, se prepara el trigo para la molturación añadiendo agua y dejando reposar durante un periodo de tiempo que puede variar entre 16 y 24 horas. Durante esta etapa se modifican normalmente los parámetros de humedad y temperatura, el objetivo principal es mejorar el estado físico del grano para mejorar la calidad de la harina.

Una vez acondicionado el trigo se procede a la molienda. En esta etapa mediante cilindros estriados se abre el grano separando la parte exterior del grano de la interior,  y quedando separadas las diferentes partes del grano: pericarpio, germen y endospermo. Tras este proceso la harina pasa por diferentes cernedores y sistemas de aspiración, pasando posteriormente por rodillos lisos y tamices consiguiendo una harina homogénea, fina y lista para envasar.

 

¿Cuál es la diferencia entre la harina blanca y la harina integral?

La diferencia entre la harina blanca y la harina integral se define en la etapa de molienda. A diferencia de la harina de trigo blanca, en la harina de trigo integral, durante la molienda, no se separa el pericarpio, el germen ni el endospermo. Esta característica durante el proceso de elaboración aporta un alto contenido en fibra en las harinas integrales, mientras que las harinas blancas son fuente de fibra al eliminarse parte de esta durante su procesado.

En la harina integral la presencia de salvado reduce el desarrollo del gluten, por ello los productos elaborados con harina integral 100% son productos con una mayor dificultad de panificación, densos y pesados.

Además la harina de trigo blanca es más fácilmente digerible al separar el salvado durante la molienda y se conserva mejor al ser eliminado el germen de trigo que es quien contiene la grasa. El germen de trigo es rico en ácidos grasos, estos favorecen que la harina integral y los productos derivados de ella enrancien más rápidamente.


Como se puede observar en la tabla nutricional, la harina de trigo integral y la harina de trigo blanca aportan prácticamente las mismas calorías, aunque su perfil de nutrientes es algo diferente las dos tienen un bajo contenido en grasa y son fuente de proteínas.

Si bien es cierto que la harina blanca contiene menos nutrientes que la harina integral, generalmente menos cantidad de fibra, vitaminas y minerales, este aporte de nutrientes puede ser compensado con el resto de ingredientes que se le añaden a la harina o a lo largo del día en nuestra alimentación.

 

¿Cuál elegir? Si elaboramos productos de panificación, lo más interesante sería una combinación de harina de trigo blanca y harina de trigo integral, consiguiendo una harina con unas buenas características para su elaboración, un sabor agradable y unas cualidades nutricionales más completas.

 

 

 

Ana González Pérez-Crespo

Diplomada Nutrición y Dietética

Departamento I+D+i

sugerencias@harimsa.es 

 

Aprendiendo la base de nuestra alimentación.

Creado en 30 Mayo 2018

Los cereales forman la base de nuestra alimentación diaria, han sido un alimento básico durante siglos y están presentes en gran parte de los alimentos que consumimos.

La harina es un polvo fino que se obtiene de la molienda de los cereales y otros alimentos ricos en almidón, siendo la más famosa y usada la procedente de trigo, aunque existen otras harinas procedentes de avena, arroz y leguminosas como los garbanzos.

El almidón es un carbohidrato complejo que se almacena en tubérculos, granos y semillas, siendo el hidrato de carbono más importante en la dieta humana.

Las harinas contienen principalmente hidratos de carbono, que son la principal fuente de energía para nuestro organismo y el nutriente necesario para el correcto funcionamiento de nuestro cerebro.

Hoy en día el mercado nos ofrece diversos tipos de harinas de cereales y legumbres que se emplean en la elaboración de gran variedad de alimentos como el pan, la pasta, los cereales de desayuno, las galletas, las comidas para bebés, los postres, bizcochos, tortitas, batidos, etc

          Galletas avena

 

Debemos consumir productos elaborados con harinas, pero respetando siempre la cantidad adecuada, en base a nuestro nivel de actividad. Lo más importante es una alimentación equilibrada, variada y sin excesos, aportando a nuestro organismo todos los nutrientes necesarios. 

No existen harinas buenas o malas, simplemente aportan más o menos nutrientes que dependiendo de la forma de elaboración llegarán en mayor o menor medida a nuestro organismos. Lo esencial es que este consumo de productos elaborados con harinas de cereales y semillas sea variado, combinando diferentes tipos de harinas en nuestra alimentación y de esta forma aseguramos una alimentación más completa aprovechando los aportes y beneficios de cada una de ellas.

El principal problema no está en la harina en sí, si no en los ingredientes que muchas veces acompañan a los productos elaborados con harina (pan, pasta, galletas, etc.) o en los ingredientes con las que las combinamos, muchas veces ricos en azúcares o grasas saturadas.

Para conseguir una dieta saludable es fundamental conocer los alimentos que consumimos, como combinarlos y como cocinarlos. En Harimsa te ofrecemos una gran variedad de recetas saludables con nuestras harinas para que puedas disfrutar de una alimentación equilibrada. Entra en nuestra página harimsafit en instagram y en facebook  y descubre un delicioso mundo lleno de posiblidades.

 

Ana González Pérez-Crespo

Diplomada Nutrición y Dietética

Departamento I+D+i

sugerencias@harimsa.es 

Legumbres. Cuidando tu alimentación y mejorando el Planeta

Creado en 09 Marzo 2018

Un alimento ideal, que no puede faltar en tu alimentación, son las legumbres. Sus grandes beneficios, tanto para la salud como para el medio ambiente, y su magnífica versatilidad en la cocina, le otorgan a estos alimentos un puesto principal en la cultura culinaria de todo el mundo; siendo tal su importancia que en 2016 se celebró el Año Internacional de las Legumbres.

Las legumbres secas son las semillas deshidratadas de las leguminosas. Estas nutritivas semillas son una parte esencial de nuestra alimentación y de nuestros cultivos, siendo cosechadas desde hace siglos. Entre las más populares, nos encontramos el garbanzo, la lenteja, las alubias, los frijoles, los guisantes secos y las habas.

¿Cuáles son sus beneficios para la salud?

La legumbres son una fuente importante de proteínas en todo el planeta, ayudando a cubrir las necesidades proteicas de los países menos desarrollados y aportando aminoácidos esenciales para nuestro organismo. Sus múltiples formas de elaboración nos permiten combinarlas con cereales, consiguiendo un completo perfil de aminoácidos esenciales.

Las semillas deshidratadas de las leguminosas son bajas en grasas, pero su contenido en esteroles vegetales ha demostrado ser beneficoso para mantener bajos los niveles de colesterol LDL y controlar la presión arterial.

Las legumbres son fuente de hidratos de carbono con un alto contenido en fibra soluble y bajo índice glucémico, siendo un alimento ideal para personas con diabetes. Además, su contenido en fibra tiene efecto saciante y contribuye a controlar los niveles de colesterol y los niveles de glucosa en sangre tras su ingesta.

Son ricas en vitaminas del grupo B (ácido fólico, tiamina, riboflavina y niacina  B6)  y minerales, principalmente en hierro, magnesio, potasio, fósforo y zinc.

¿Por qué son beneficiosas para el medio ambiente?

Las legumbres son utilizadas en la rotación de cultivos para enriquecer el suelo y minimizar la proliferación de plagas, preparando el suelo para la siguiente producción.

Estas leguminosas mejoran la sostenibilidad de la agricultura, consiguiendo un terreno más fértil pues fijan el nitrógeno atmosférico al suelo (que posteriormente es aprovechado como nutriente por las plantas en crecimiento, siendo un fertilizante natural que disminuye el uso de fertilizantes químicos a la vez que actúa contra la proliferación de plagas, disminuyendo el uso de pesticidas).

Su cultivo tiene una huella ecológica reducida al generarse una parte mínima de desperdicios, siendo aprovechadas casi en su totalidad para alimentación humana y alimentación animal.

Por todas estas cualidades de las legumbres para nuestra salud y la mejora del medio ambiente, desde Harimsa acercamos a tu mesa nuestra Harina de Garbanzo para que disfrutes de sus amplias formas de elaboración (bizcochos, hummus, toda clase de pastas, snack, galletas, etc) a la vez que contribuyes mejorando el Planeta.

Ana González Pérez-Crespo
Diplomada Nutrición y Dietética
Departamento I+D+i
sugerencias@harimsa.es

Betaglucanos, un aliado en nuestra alimentación

Creado en 02 Marzo 2018

saludLos betaglucanos son polisacáridos que podemos encontar en diferentes alimentos en forma de fibra  soluble o insoluble. Estos betaglucanos se extraen de los salvados de algunos cereales especialmente de la avena y la cebada y en menor grado del trigo, el sorgo y el centeno. Otras fuentes de betaglucanos son las alubias, algunos tipos de algas y varias especies de hongos, como reishi y shiitake.

Los betaglucanos de avena, cebada o trigo se encuentran en las paredes celulares del endospermo, siendo una fibra soluble, mientras que en el caso del sorgo y otros cereales se concentran en la capa de la aleurona. 

granoLos betaglucanos una vez ingeridos prácticamente no se absorben en el tracto gastrointestinal debido a su gran tamaño molecular y a la incapacidad de las enzimas digestivas humanas para hidrolizarlos. Al llegar al colon, los betaglucanos son fermentados por la flora intestinal produciéndose ácidos grasos con efectos beneficiosos para la salud.

El consumo de betaglucanos procedentes de avena disminuyen los niveles de colesterol en sangre, este efecto beneficioso se obtiene con la ingesta diaria de 3 gramos de betaglucanos procedentes de avena o de salvado de avena.

Otro de los grandes efectos beneficiosos de introducir betaglucanos procedentes de avena o cebada en nuestra alimentación es que estos polisacáridos disminuyen el índice glucémico, mejorando el control del azúcar tras las comidas y disminuyendo la curva glucémica postpandrial.

En Harimsa llevamos a tu mesa nuestra Harina Integral de Avena como fuente de betaglucanos para que puedas disfrutar de todos sus beneficios y saborear sus variadas elaboraciones. Además nuestra harina de avena está lista para tomar facilitando su consumo en batidos, yogur, smoothies y todas las elaboraciones que puedas imaginar.

Descubre y disfruta nuestra línea + sana. Harimsa SI! Sanas Ideas. 

Ana Gónzalez Pérez-Crespo
Diplomada Nutrición y Dietética
Dep. I+D+i
sugerencias@harimsa.es

Subcategorías

HARIMSA - Harinas especiales para elaboración de pan, bizcocho, tortitas, pizza, churros, magdalenas. Harinas para rebozar y productos ecológicos...

Privacidad Aviso Legal

Esta web utiliza cookies para su funcionamiento. Puede consultar nuestra Política de cookies.

Al continuar con la navegación entendemos que acepta su uso.