Blog sobre Nutrición

La Espelta: Recuperando el sabor y las propiedades de un antiguo cereal

Creado en 20 Febrero 2018

bizcochoLa Espelta (Triticum spelta) es una variedad de trigo, un cereal milenario origen del trigo actual, también conocido como trigo verde o trigo salvaje.

En Harinera Mediterránea S.A apostamos por una alimentación saludable y equilibrada, recuperando este legendario cereal para disfrutar de su intenso sabor y sus múltiples propiedades. Este motivo nos animó en 2012 a realizar una profunda investigación para poder ofrecer a nuestros clientes las maravillosas cualidades del trigo de Espelta frente al trigo común.

La Espelta es considerada el cereal más completo con un valioso perfil nutricional, rica en hidratos de carbono aporta energía a nuestro organismo, con un completo perfil de proteínas y rica en fibra, con una mayor presencia de vitaminas y minerales que el trigo común.

Es el cereal mas antiguo conocido existiendo evidencias de su cultivo por los habitantes de Babilonia y su consumo en el Antiguo Egipto para la elaboración de alimentos y bebidas, siendo el alimento básico durante siglos de los pobladores del Mediterráneo y de Asia. En Italia se cultivó desde la Edad de Bronce y fue un cereal básico en la dieta durante el Imperio Romano. En la Edad Media era consumido entre señores y nobles. A partir del siglo XIX el cultivo de espelta fue decreciendo por la mayor producción que ofrecía el trigo común y la necesidad de descascarillar mecánicamente el grano de espelta antes de la molienda, lo que lo hacía menos rentable para los agricultores.

Actualmente encontramos dos variedades, la de grano pequeño (Triticum    monococcum) cultivada en zonas secas y montañosas y de grano grande (Triticum speltaadaptada a climas duros, húmedos y fríos. En Europa la mayor producción crece en zonas montañosas de países como España, Austria, Suiza y Alemania. 

espelta

La espiga de la Espelta es aplanada con sus semillas adheridas a la cascarilla y un color tostado claro con un dulce sabor a nuez. Gracias a esta estructura es más resistente a acciones externas como  plagas y sequías que el trigo común.

La Espelta ha mantenido gran parte de sus propiedades originales con un increíble perfil nutricional y nos permite elaborar multitud de platos trasladando su aroma original e intenso a nuestra alimentación diaria disfrutando de sus cualidades y beneficios.

Su contenido en proteínas y su perfil de aminoácidos es mayor y más completo que el del trigo común. La Espelta contiene los ocho aminoácidos esenciales, los cuales no pueden ser sintetizados por nuestro organismo y deben ser incorporados através de la alimentación, entre los que destacan el triptófano, la leucina, la isoleucina y la valina lo que confiere a las proteínas de Espelta una mayor calidad biológica frente a las proteínas del trigo común.

El contenido en minerales de la Espelta es mayor que el trigo común, principalmente con alto contenido en hierromagnesio, zinc y fósforo. El hierro y el magnesio contribuyen a reducir el cansancio y la fatiga, el zinc contribuye al correcto funcionamiento del sistema inmunitario y entre otras funciones el zinc, el magnesio y el fósforo contribuyen al mantenimiento de los huesos.

Sin embargo su contenido en sodio es mucho menor que el del trigo común, siendo un elemento perfecto para dietas controladas en este mineral.

Comparada con el trigo común la Espelta nos aporta mayor cantidad de vitaminas del grupo B, siendo fuente de vitamina B6 y destacando su alto contenido en Tiamina (vitamina B1) y Niacina (vitamina B3). Las vitaminas del grupo B son imprescindible en nuestra alimentación diaria apoyando el buen desarrollo de nuestro organismo y funciones vitales. Entre las funciones de la vitamina B1, Vitamina B3 y la vitamina B6 podemos destacar que contribuyen al correcto funcionamiento del sistema psicológico y del sistema nervioso de nuestro organismo.

La Espelta gracias a su contenido en hidratos de carbono nos aporta energía para afrontar las actividades diarias, siendo importante destacar que su contenido en azúcares es aproximadamente la mitad que el del trigo común. Además, aporta un alto contenido en fibra, especialmente en fibra soluble, ideal para una adecuada regulación intestinal.

La Espelta aporta un bajo contenido en grasa, siendo en su mayor parte acidos grasos monoinstaurados y poliinsaturados con un mayor contenido en Omega-6 y Omega-9 que el trigo común.

Su riqueza en proteínas y su contenido en gluten le ofrecen unas grandes cualidades culinarias. La Espelta nos proporciona una gran versatilidad consiguiendo una magnífica elaboración de pan, bizcocho, galletas y gran mundo de posibilidades para disfrutar de todas sus propiedades.

Ana González Pérez-Crespo
Diplomada en Nutrición y Dietética
Departamento I+D+i
 

Subcategorías

HARIMSA - Harinas especiales para elaboración de pan, bizcocho, tortitas, pizza, churros, magdalenas. Harinas para rebozar y productos ecológicos...

Privacidad Aviso Legal

Esta web utiliza cookies para su funcionamiento. Puede consultar nuestra Política de cookies.

Al continuar con la navegación entendemos que acepta su uso.